Medidas en materia de vivienda y alquiler

¿Cuáles son las nuevas medidas en materia de vivienda y alquiler?

En el artículo de hoy hablaremos de cuáles son las nuevas medidas en materia de vivienda y alquiler aprobadas en 2019.

Después de que en enero viviésemos la no convalidación en el Congreso de los Diputados del Real Decreto-ley 21/2018, el Gobierno ha publicado un nuevo documento añadiendo ciertas modificaciones, dando lugar a la publicación del Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, que ya ha sido convalidado el 3 de abril por la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados.

¿Qué modificaciones introduce?

En este artículo vamos a tratar los aspectos relativos a las modificaciones que introduce sobre la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal (LPH).

La primera modificación que introduce es en el Art. 9, letra f):

«f) Contribuir, con arreglo a su respectiva cuota de participación, a la dotación del fondo de reserva que existirá en la comunidad de propietarios para atender las obras de conservación, de reparación y de rehabilitación de la finca, así como la realización de las obras de accesibilidad recogidas en el artículo Diez.1.b) de esta Ley.

El fondo de reserva, cuya titularidad corresponde a todos los efectos a la comunidad, estará dotado con una cantidad que en ningún caso podrá ser inferior al 10 por ciento de su último presupuesto ordinario […]»

Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo

En esta modificación, además de incrementar hasta un 10% del presupuesto ordinario la cuantía mínima del fondo de reserva de la comunidad (que antes estaba en el 5%), amplía su uso incluyendo la realización de las obras de accesibilidad que tengan carácter obligatorio.

La adaptación a esta nueva cuantía del fondo de reserva puede realizarse durante el presente ejercicio presupuestario y durante los tres siguientes, es decir, a comienzos del año 2023 ya debemos tener cubierta esta nueva cuantía.

También se modifica el Art. 10, letra b), introduciendo un nuevo párrafo:

«b) Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal […]

También será obligatorio realizar estas obras cuando las ayudas públicas a las que la comunidad pueda tener acceso alcancen el 75% del importe de las mismas.»

Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo

Con esta ampliación, si la comunidad puede tener acceso a ayudas públicas que satisfagan el 75% del importe de las obras contempladas en este artículo, estas tendrán carácter obligatorio aunque el importe repercutido supere las doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.

En la realidad actual parece difícil alcanzar este nivel de subvención, y sirva como dato que para el período 2018-2021, la Junta de Castilla y León establece en la convocatoria de subvenciones destinadas a la conservación, a la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad de viviendas, que el máximo subvencionable será de un 40% del coste de la actuación.

Por último, esta norma añade al Art. 17 el apartado 12), en referencia al polémico tema del tratamiento de la actividad de vivienda de uso turístico en una comunidad de propietarios, que dice:

«12. El acuerdo por el que se limite o condicione el ejercicio de la actividad a que se refiere la letra e) del artículo 5 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, en los términos establecidos en la normativa sectorial turística, suponga o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. Asimismo, esta misma mayoría se requerirá para el acuerdo por el que se establezcan cuotas especiales de gastos o un incremento en la participación de los gastos comunes de la vivienda donde se realice dicha actividad, siempre que estas modificaciones no supongan un incremento superior al 20%. Estos acuerdos no tendrán efectos retroactivos.»

Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo

Con esta modificación se pretende flexibilizar la adopción de acuerdos de limitación de la actividad de vivienda de uso turístico en el inmueble.

Fija el quórum necesario en una mayoría cualificada de 3/5 de propietarios y cuotas.

Además se introduce la posibilidad de aprobar acuerdos que establezcan cuotas especiales de gastos o un incremento en la cuota de hasta el 20% para estas viviendas en la que se realice el alquiler turístico.

Hay que recalcar que solo se refiere a limitar o condicionar esta actividad, no pudiéndose prohibir de forma general.

Cuando habla de retroactividad, entendemos que solo afectarán a aquellas viviendas en las que se haya comenzado el desarrollo de esta actividad de alquiler turístico con posterioridad al 6 de marzo de 2019, que es la fecha de entrada en vigor del Real Decreto Ley, no afectando a aquellas viviendas que ya estuviesen desarrollando la actividad con anterioridad a esta fecha y estén convenientemente registradas.

Confiamos en que le haya resultado interesante. Para contratar o ampliar información sobre nuestros servicios, contáctenos.

¿Podemos limitar el uso de viviendas para alquiler turístico?

¿Qué podemos hacer para incluir limitaciones al alquiler turístico?