Inspección de las instalaciones eléctricas

La inspección de las instalaciones eléctricas

En el artículo de hoy vamos a hablar de como afecta la inspección de las instalaciones eléctricas de baja tensión a las comunidades de propietarios.

Debemos tener en cuenta que la reglamentación en Seguridad Industrial también es de aplicación para determinadas instalaciones o equipos que se encuentran en edificios de uso no industrial.

El artículo 7 de la Ley 6/2014, de 12 de septiembre, de Industria de Castilla y León, establece como obligación que:

Los titulares de industrias, instalaciones o equipos deben utilizarlos y mantenerlos cumpliendo la normativa de seguridad. En particular, deben:

e) Realizar las inspecciones, revisiones o verificaciones que sean precisas”.

Ley 6/2014, de 12 de septiembre.

También tipifica como falta grave en su artículo 42

» ñ) La no realización de las revisiones, verificaciones o inspecciones, cuando éstas sean preceptivas.»

Ley 6/2014, de 12 de septiembre.

Pudiendo dar lugar a la apertura del correspondiente procedimiento sancionador al titular de la instalación.

¿Cuándo tienen las Comunidades de Propietarios que realizar la inspección de la instalación eléctrica?

No todas las instalaciones de Baja Tensión deben someterse a inspección, sino que depende principalmente del tipo de uso de la instalación, su naturaleza y su potencia.

Del Real Decreto 842/2002, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, podemos extraer que las comunidades de propietarios pueden estar obligadas a someterse a inspecciones periódicas en función de las instalaciones de las que disponen.

Estarán obligadas a realizar inspecciones periódicas cada 5 años las que dispongan de:

– Garajes con más de 25 plazas.

– Piscinas con potencia instalada superior a 10 KW.

– Instalaciones de alumbrado exterior con potencia instalada superior a 5 kW.

y cada 10 años, aquellas instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW.

En el caso de que no se disponga del dato de esta potencia total instalada, se considera que deberán pasar inspección periódica todos aquellos edificios que cuenten con más de 20 puntos de suministro.

¿Quién se encarga de realizar estas inspecciones de la instalación eléctrica?

Estas inspecciones periódicas sólo pueden ser realizadas por alguno de los Organismos de Control Autorizado (OCA) que este acreditado para actuar en la correspondiente Comunidad Autónoma.

Por lo tanto, es la comunidad de propietarios la que debe encargarse de elegir un Organismo de Control en este campo reglamentario para que realice la correspondiente inspección.

Como resultado de la inspección, el Organismo de Control emitirá un Certificado de Inspección, en el cual figurarán los datos de identificación de la instalación, la posible relación de defectos, y la calificación de la instalación.

¿Por qué es recomendable tener las inspecciones en vigor?

La comunidad de propietarios, como titular de la instalación, tiene la obligación de mantenerla en buen estado y pasar las inspecciones y revisiones establecidas por la Administración que le correspondan.

El objetivo de estas inspecciones es garantizar que las instalaciones son seguras y por tanto, que no suponen un riesgo para la seguridad de las personas y del edificio.

Pero por si este no fuese motivo suficiente para tener en vigor estas inspecciones obligatorias, hay que considerar las posibles sanciones, así como que en el caso de producirse desperfectos en la finca, estos no puedan quedarse fuera de la cobertura del seguro de la comunidad por falta de mantenimiento de la instalación.

Si quiere ampliar la información, contáctenos.

La inspección de los ascensores