Inspección de los ascensores

La inspección de los ascensores

En el artículo de hoy vamos a hablar de la inspección de los ascensores en las comunidades de propietarios.

La Instrucción Técnica Complementaria AEM 1 «Ascensores» del Reglamento de aparatos de elevación y manutención, recogida en el Real Decreto 88/2013, marca las pautas que deben seguir los ascensores para salvaguardar la seguridad de personas y bienes, así como las condiciones y plazos de revisión e inspección.

Actualmente existen dos tipos de revisiones obligatorias en los ascensores, una que es la propia del mantenimiento que lleva a cabo la empresa mantenedora, y la otra, la inspección periódica que realiza un Organismo de Control autorizado (OCA).

A) La revisión de Mantenimiento

El titular del ascensor es el responsable de su buen estado de funcionamiento y debe contratar a una empresa mantenedora para preservar ese buen estado, debiendo comunicar cualquier avería o anomalía a la empresa conservadora.

La frecuencia de las visitas de mantenimiento preventivo que deberá realizar la empresa encargada de la revisión del ascensor es la siguiente:

– Cada cuatro meses para ascensores de viviendas unifamiliares o con una velocidad no superior a 0,15 m/s (por ejemplo elevadores instalados en los edificios para resolver problemas de accesibilidad).

– Cada seis semanas para ascensores de edificios comunitarios de uso residencial de hasta 6 paradas y de uso público de hasta cuatro paradas.

Un mes para el resto de ascensores.

La empresa conservadora entregará al titular del ascensor un boletín en que se consignen los datos más importantes de cada visita.

B) La Inspección por un Organismo de control Autorizado (OCA)

Además del mantenimiento, el ascensor debe someterse a una inspección periódica realizada por un organismo de control autorizado (OCA) que certifique que sus condiciones de funcionamiento y seguridad se mantienen.

¿Cada cuanto tiempo se realizan estas inspecciones periódicas?

Para cualquier ascensor de una comunidad de propietarios, independientemente de su fecha de instalación, estas inspecciones se deben realizar en los siguientes periodos de tiempo:

– Cada 4 años: para ascensores que están instalados en edificios de más de 20 viviendas o con más de 4 plantas servidas (4 paradas incluida la de embarque).

– Cada 6 años: para el resto de ascensores, es decir, en edificios de menos de 20 viviendas o con menos de 4 paradas.

Igualmente, deberá realizarse este tipo de inspección cuando el ascensor haya sufrido un accidente con daños a personas o bienes, cuando se haya realizado una reforma importante del ascensor o cuando la Autoridad competente lo requiera.

¿Cuál puede ser el resultado de la inspección?

El resultado de la inspección del ascensor se refleja en el certificado que emite el organismo de control, que puede ser:

Favorable, cuando no hay defectos o los que hay son leves.

Desfavorable, cuando hay defectos graves (no suponen peligro inminente para la instalación o personas pero podrían llegar a hacerlo o disminuir la capacidad de utilización de la instalación) o muy graves (constituyen un riesgo inminente para las personas o pueden ocasionar daños a la instalación).

Si el ascensor inspeccionado presenta defectos leves, éstos deberán ser subsanados antes de la siguiente inspección.

Si presenta defectos graves, éstos tendrán que corregirse en un plazo de seis meses y el ascensor se someterá a una nueva inspección que certifique que efectivamente se han corregido.

Por último, si presenta defectos muy graves, el ascensor quedará automáticamente fuera de servicio hasta que se haya reparado, tras lo cual deberá someterse a una nueva inspección.

Hay que recordar que una vez se haya informado de los defectos en caso de haberlos, será el titular del ascensor el responsable de que cumpla la normativa, y por lo tanto, el responsable de realizar las acciones necesarias para subsanar las deficiencias en plazo o, en caso contrario, de asumir la posible responsabilidad derivada de no hacerlo.

Confiamos en que le haya resultado interesante. Para contratar o ampliar información sobre nuestros servicios, contáctenos.

La inspección de las instalaciones eléctricas