Libro Edificio del Edificio

¿Para qué sirve el Libro del Edificio ?

En el artículo de hoy hablaremos de para qué sirve el Libro del Edificio.

El Libro del Edificio es el conjunto de documentos gráficos y escritos que constituyen el archivo y registro del historial e incidencias técnicas, jurídicas y administrativas de un edificio, plasmando la historia de la vida útil del mismo.

El registro de las actividades de mantenimiento es de gran importancia y puede incluso ser determinante en el momento de llevar a cabo cualquier reclamación por deficiencias en el mismo y juzgar si estas deficiencias son responsabilidad de vicios de la construcción o de un mantenimiento negligente.

También sirve para acreditar el cumplimiento de las obligaciones de los usuarios a fin de facilitar, en su caso, el esclarecimiento de responsabilidades o la concesión de ayudas públicas.

Quizá, la mayor utilidad del Libro del Edificio sea la de disponer de una completa información de consulta sobre la propiedad, planos, memorias de materiales, trazado de instalaciones, homologaciones, técnicos e instaladores que han diseñado, intervenido, ejecutado y suministrado todos aquellos elementos que hemos de mantener, y a los que podemos recurrir o consultar en caso de necesidad.

Permite poner a disposición del propietario o de la comunidad de propietarios los datos e instrucciones necesarias para su adecuada utilización y para poder llevar a cabo el mantenimiento del edificio (de acuerdo con el Manual de Uso y Mantenimiento).

¿Hay que actualizarlo?

Hay que tener en cuenta que es obligatorio incorporar al Libro del Edificio la documentación que se vaya generando durante el toda la vida útil del edificio.

Por tanto, a partir de la recepción de la documentación mencionada y de la entrega al uso del edificio, el propietario de éste o la Comunidad de propietarios están obligados a consignar en el Libro del Edificio todas las incidencias acaecidas en la edificación.

También se deben incluir las operaciones de mantenimiento y conservación llevadas a cabo, y por supuesto cada vez que se realice una obra de ampliación, rehabilitación o reforma de todo el edificio o de alguna de sus plantas, o de intervención en sus elementos comunes.

Para estas actualizaciones, la empresa dedicada a realizar estas obras debe entregar a la Comunidad de Propietarios toda la documentación técnica necesaria con el fin de incorporarla al Libro del Edificio.

¿Cómo puedo consultar el Libro de mi edificio?

El Libro del Edificio debe poder ser consultado por cualquier propietario mediante una solicitud al Presidente de la Comunidad o a la persona designada por la comunidad para su custodia.

Puede ser una fuente de información para los potenciales compradores, para conocer el estado en el que se encuentra la edificación, si se ha invertido en su mantenimiento y qué reformas se han llevado a cabo, lo que facilitará hacerse una idea sobre las posibles derramas que la comunidad deberá aprobar a corto-medio plazo para su conservación.

Confiamos en que le haya resultado interesante. Para contratar o ampliar información sobre nuestros servicios, contáctenos.

¿Qué es el Libro del Edificio?