Libro Edificio del Edificio

¿Qué es el Libro del Edificio?

En el artículo de hoy hablamos de lo que es el Libro del Edificio y de cuál es su contenido.

El Libro del Edificio es un conjunto de documentos gráficos y escritos referentes a la construcción y a la vida útil de los edificios.

El llamado Libro del Edificio fue introducido a nivel nacional por la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE), y desarrollado posteriormente a nivel autonómico.

En Castilla y León se regula mediante la Ley 9/2010, de 30 de agosto, del Derecho a la Vivienda.

¿Cuándo hay que disponer del Libro del Edificio?

Es un Libro obligatorio para todos aquellos edificios terminados cuya licencia de obras fue solicitada a partir de la entrada en vigor de la LOE, es decir, a partir del 6 mayo de 2000.

Los edificios construidos con anterioridad a esta fecha no están obligados a disponer del Libro, salvo que con posteridad hayan realizado obras de rehabilitación o reforma integral.

Tal como refleja el art. 21 de la Ley 9/2010 de Castilla y León,

«Los promotores deben entregar el Libro del Edificio al primer adquirente y, en posteriores transmisiones, el libro debe entregarse siempre al nuevo adquirente. En caso de una comunidad de propietarios, debe entregarse el libro a su presidente, dando conocimiento de su existencia al resto de propietarios, así como que lo tienen a su disposición.»


Ley 9/2010, de 30 de agosto

¿Qué contiene?

En el Libro del Edificio podemos encontrar los siguientes documentos:

  • El conjunto de datos de identificación y emplazamiento del edificio , de documentos técnicos de la construcción (memorias, planos, calidades…) y su certificado de eficiencia energética.
  • La documentación relativa a actos administrativos y jurídicos documentados como la licencia de edificación, la licencia de primera ocupación, la escritura de obra nueva, inscripciones en registros, calificación definitiva en el caso de viviendas protegidas y certificado final de obra.
  • El acta de recepción de la obra terminada, que estará firmado por el promotor y el constructor, e incluirá las garantías que, en su caso, se exijan al constructor para asegurar sus responsabilidades.
  • Los contratos de seguros, certificados de garantía de los equipos instalados, certificados y autorizaciones de las instalaciones y equipos suministrados.
  • La relación identificativa de los agentes intervinientes durante el proceso de edificación (promotor, técnicos, constructor, instaladores, proveedores…).
  • Las instrucciones de uso y mantenimiento del edificio y de sus instalaciones, de acuerdo con la normativa que le sea de aplicación, que incluirá una relación de las acciones de mantenimiento a efectuar y su periodicidad.

Toda esta documentación, por su propia naturaleza y finalidad, debe ser actualizada y estar accesible a los sucesivos interesados y propietarios.

Si quiere ampliar la información, contáctenos.

¿Para qué sirve el Libro del Edificio ?