Qué hacer frente a los morosos

¿Qué podemos hacer frente a los morosos?

En el artículo de hoy vamos a hablar de lo que podemos hacer frente a los morosos en una comunidad de propietarios.

Las comunidades de propietarios con relativa frecuencia se encuentran con la problemática de contar con propietarios que no cumplen con su obligación de satisfacer los pagos que les corresponden para que la comunidad pueda afrontar los gastos necesarios para su adecuado sostenimiento.

Ante esta situación, la comunidad puede optar por tomar ciertas medidas para que el propietario moroso, que no demuestra solidaridad alguna con el resto de propietarios que sí que cumplen con sus obligaciones para con la comunidad, no siga manteniendo la situación de impago con total impunidad.

La privación del voto al propietario moroso en la Junta de propietarios.

De todos los derechos de los propietarios que recoge la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), según se establece en su artículo 15.2, el único derecho que no tienen los propietarios morosos por el hecho de serlo es el derecho a voto en la Junta de Propietarios si, al inicio de la misma, no se encuentran al corriente en el pago de todas las deudas vencidas con la comunidad.

Según dicho artículo, se le niega el derecho a voto, pero no se le impide asistir a la Junta, ni a participar en sus deliberaciones.

Para que esta privación de voto no pueda ser considerada como indebida, dando cumplimiento al art. 16.2 LPH, la comunidad debe asegurarse de que en la convocatoria de la Junta se haga expresa constancia de la relación de propietarios deudores con la comunidad de propietarios y se advierta de la aplicación de la privación del derecho de voto prevista en el art. 15.2 LPH.

Si, pese a estar en deuda con la comunidad, el propietario acredita al inicio de la junta que ha presentado una demanda de impugnación judicial y que esta demanda ha sido admitida, o que ha procedido a la consignación judicial o notarial de la cuantía que se le reclama en la liquidación, podría ejercitar su derecho de voto, evitando así la privación .

¿Qué otras medidas se plantean frente a los morosos?

Adicionalmente a la privación del voto, puede ser interesante la adopción de acuerdos en Junta de Propietarios para aplicar un recargo económico a aquellos comuneros que sean morosos.

Este recargo, según múltiples juristas, entraría dentro del sistema de autoregulación de la comunidad, y la validez o no del acuerdo dependerá del cumplimiento de las formalidades necesarias para la adopción válida de cualquier acuerdo comunitario.

En este caso se requeriría de la doble mayoría simple en Junta siempre que no implicase modificación del título constitutivo o de los estatutos (art.17 LPH).

Otra posibilidad que suele plantearse cuando aparece el problema de la morosidad es la de tratar de acordar limitaciones en el uso de los elementos comunes de la comunidad, siendo este un tema bastante controvertido, y que ha generado diferentes interpretaciones en los juzgados, aunque mayoritariamente han considerado que la limitación del uso de los elementos comunes a los morosos no tiene cobertura legal.

En algún caso, cuando la limitación de uso se refiere a instalaciones comunes que no son necesarias para la habitabilidad del inmueble (como piscina o pista de tenis) y el acuerdo por unanimidad de esta limitación esta recogido en el título constitutivo de la comunidad, la limitación ha sido aceptada por el tribunal.

Cuando la situación de impago no se resuelve de forma amistosa, la comunidad de propietarios, amparada en el art. 21 de la LPH, podrá exigir el pago de la deuda por vía judicial a través del proceso monitorio, incluyendo los posibles recargos adquiridos.

Confiamos en que le haya resultado interesante. Para contratar o ampliar información sobre nuestros servicios, contáctenos.

¿Podemos publicar la lista de morosos en el tablón de anuncios?