Sustitución de contadores

Sustitución de los contadores de agua, gas y electricidad

En el artículo de hoy hablamos de la sustitución de los contadores de agua, gas y electricidad como consecuencia de la publicación de la nueva normativa para el control metrológico.

El pasado 24 de febrero se publicó la Orden ICT/155/2020, por la que se regula el control metrológico del Estado de determinados instrumentos de medida. Esta norma entrará en vigor el 24 de octubre de 2020, ocho meses después de su publicación.

¿En qué puede afectarnos esta nueva norma?

Con esta norma se pretende simplificar y homogeneizar la regulación del control metrológico específico al que tienen que someterse diversos instrumentos de medida, entre los que se encuentran los contadores de agua, gas y electricidad.

En ella se especifican una serie de requisitos aplicables a cada uno de estos contadores, tales como si se permite su reparación o modificación, sus verificaciones y su periodo máximo de vida útil.

Además del periodo máximo de vida útil para cada uno de estos contadores, la norma establece unos periodos de 5 y 8 años para dar tiempo a la adaptación y que se produzca una sustitución gradual de los contadores.

Contadores de Agua

Los contadores de agua están regulados específicamente en el Anexo III de la Orden ICT/155/2020 y, concretamente para aquellos destinados a la medida de agua limpia, fría o caliente, para uso residencial, se establece que:

1. La vida útil de los contadores de agua limpia será de 12 años.

2. Estos contadores no estarán sujetos a verificación periódica.

3. Se prohíbe la reparación o modificación de estos contadores.

4. El periodo de vida útil podrá ser ampliado por periodos sucesivos de cinco años si el gestor demuestra que los contadores cumplen con los criterios de verificación específicos recogidos en la norma.

5. Cuando el propietario del contador de agua sea el consumidor, podrá optar por delegar en el gestor las actuaciones, operaciones y gestiones relativas a los requisitos sobre la vida útil del mismo.

Si el contador es de titularidad del gestor, el particular no tiene que realizar ninguna gestión.

Los contadores que hayan superado el periodo de vida útil de 12 años, o lo vayan a superar en los cinco años siguientes desde la entrada en vigor de la Orden, deberán sustituirse o verificarse en un plazo máximo de cinco años, es decir, la fecha tope será el 24/10/2025.

Aquellos contadores que a fecha del 24/10/2025 aún no hayan cumplido los 12 años, podrán mantenerse y no deberán sustituirse o verificarse hasta que estén próximos a cumplir este periodo de vida útil.

Contadores de gas y dispositivos de conversión volumétrica

Estos aparatos están regulados específicamente en el Anexo IV de la Orden, y en concreto, para aquellos con caudal igual o inferior a 25 m3/h (contadores doméstico-comerciales), se establece que:

1. La vida útil será de 20 años desde su puesta en servicio.

2. Estos contadores no estarán sujetos a verificación periódica.

3. Se prohíbe la reparación o modificación de estos contadores.

4. El periodo de vida útil podrá ser ampliado por periodos sucesivos de cinco años si la compañía distribuidora de gas demuestra que los contadores cumplen con los criterios de verificación específicos recogidos en la norma.

5. Cuando el titular del aparato sea el consumidor podrá optar por delegar en la compañía distribuidora de gas las actuaciones, operaciones y gestiones relativas a los requisitos sobre la vida útil del mismo.

En España aproximadamente el 90% de los contadores de gas están en régimen de alquiler, siendo su titular la distribuidora, por lo que el particular no tendría que realizar ninguna gestión.

Los contadores que hayan superado el periodo de vida útil de 20 años, o lo vayan a superar en los ocho años siguientes desde la entrada en vigor de la Orden, deberán sustituirse o verificarse en un plazo máximo de ocho años, es decir, la fecha tope será el 24/10/2028.

Contadores de electricidad

Estos aparatos están regulados específicamente en el Anexo V de la Orden, y para los contadores eléctricos destinados a la medida y facturación de energía eléctrica de baja tensión, cuyo uso sea residencial, comercial o de la industria ligera, se establece que:

1. La vida útil máxima será de 15 años desde su primera instalación en la red, incorporen o no las funciones adicionales de medida de reactiva, discriminación horaria y telegestión.

Los contadores eléctricos instalados durante los años 2016 y 2017, dispondrán de un plazo adicional máximo de 5 años para proceder a su reposición.

2. Queda prohibida toda reparación de los contadores eléctricos durante su vida útil.

3. Queda prohibida toda modificación que afecte a los parámetros metrológicos durante su vida útil, excepto cuando consista en la descarga de software legalmente relevante cuya modificación haya sido previamente evaluada y aprobada por el organismo designado correspondiente.

Los contadores que hayan superado el periodo de vida útil de 15 años, o lo vayan a superar en los cinco años siguientes desde la entrada en vigor de la Orden, deberán sustituirse en un plazo máximo de cinco años, es decir, la fecha tope será el 24/10/2025.

Confiamos en que le haya resultado interesante. Para contratar o ampliar información sobre nuestros servicios, contáctenos.